Ir al contenido principal

Pueblo Otomí

Los Otomíes han compartido por mucho tiempo el territorio con otros grupos como los Matlatzicas, los Mazahuas, los Nahuas y los Ocuiltecos. Compartir el territorio es compartir la historia, lo que ha derivado en una afinidad cultural muy marcada. Los Otomíes se encuentran dispersos en varios municipios del estado, también debemos tener en cuenta que muchos habitantes de los pueblos de la región siguen considerándose otomíes aun cuando ya no hablan la lengua.  El Otomí está considerado como una lengua tonal, cuyas variantes dialectales dependen de su distribución geográfica. De acuerdo con la clasificación lingüística, el Otomí, junto con el Mazahua, el Pame, el Ocuilteca, el Chichimeca-Jonaz y el Matlatzinca, pertenece a las lenguas otomianas, las cuales a su vez pertenecen a la rama otopame de la familia otomangue. Los Otomíes se nombran a sí mismos ñähñu, que significa “los que hablan otomí”. La palabra Otomí es de origen Náhuatl (singular: otomitl, plural: otomí); pasó al español bajo las formas Otomí (plural otomíes), othomí, otomite, othomite. Según algunos autores, otomitl provendría del Náhuatl otocac, “que camina”, y mitl, “flecha”, porque, supuestamente, los Otomíes, grandes cazadores, caminaban cargados de flechas. El hábitat por excelencia de los ñähñu se encuentra en las tierras altas; sus espacios ecológicos son variados, pues los valles se alternan con zonas boscosas y de montaña. Los ñähñu conservan espacios ecológicos vitales donde establecen una relación recíproca con la naturaleza, desarrollando ya sea la agricultura, el turismo ecológico o la fabricación de carbón. No obstante, el asentamiento de zonas industriales y urbanas, muy amplias en estos espacios, hace que los indígenas estén en contacto constante con el medio urbano. La acelerada urbanización del Estado de México y del país, a partir de la cuarta década del siglo xx, ha alterado de forma drástica el hábitat milenario de los ñähñu y ha transformado sus formas de vida. Este rápido proceso de industrialización de la zona los ha llevado a combinar su tradicional actividad agrícola con otros trabajos. Entre los otomíes, el matrimonio era de carácter endogámico, concertado entre los padres de los contrayentes, a través del patrón de petición de la novia y entrega de regalos a su familia hasta lograr su consentimiento. En la actualidad, las más de las veces, el matrimonio se da por elección propia y cuando ocurre dentro de la localidad, el novio suele prestar su servicio prematrimonial en la casa de los padres de su futura esposa.

En la organización familiar prevalece el sentido de una unidad amplia, cuyos integrantes participan de diversas maneras en la aportación de recursos económicos.De esta forma, algunos de sus miembros se pueden dedicar al cultivo de las milpas, de las que obtendrán, además de forraje para los animales, el maíz y frijol necesarios no sólo para el autoconsumo de un año, sino también para la elaboración de productos alimenticios para su venta en los mercados de las ciudades de Ixtlahuaca, Toluca, México y otros centros urbanos. Muchas veces, la responsabilidad del trabajo agrícola (y la venta de sus productos) recae en las mujeres, quizás debido a la migración temporal de los varones. La cría de ganado ovino y otros animales completa la actividad económica. En algunos pueblos, la artesanía también provee de ingresos importantes, sobre todo en lo que se refiere a la elaboración de productos de lana. Los miembros de la extensa familia aportan recursos monetarios adicionales trabajando como obreros o en el servicio doméstico, al igual que recorriendo los pueblos de la región para vender frutas, pequeñas manufacturas de madera, artículos para limpieza o productos industriales, como escaleras y anaqueles metálicos. En la actualidad, podemos observar el flujo de trabajadores que se emplean de lunes a viernes en algún centro urbano, y regresan el fin de semana a los pueblos.

La actividad agrícola, que gira en torno al cultivo del maíz, está íntimamente ligada a los ciclos ceremoniales. Las familias otomíes organizan sus actividades alrededor de los ciclos de cultivo y cosecha. Aunque existen zonas de riego, la mayoría de las tierras son de temporal; así la alternancia entre la temporada de secas y la de lluvias determina la organización de la actividad agrícola. En estas tierras altas y frías, las lluvias empiezan en mayo o, si vienen tarde, en junio; de ahí que las labores de preparación del terreno inicien en marzo y abril. Las primeras ceremonias del año tienen que ver con la petición de lluvias; una de ellas —posterior a la bendición de las semillas para la siembra—. En mayo, cuando las planicies y cerros reflejan la sequedad del ambiente, tiene lugar, el día 3, la fiesta que anuncia la proximidad de las lluvias. Los santuarios de la región se animan con los festejos de la Santa Cruz; la siembra de temporal empezará después de las primeras lluvias. Los meses de mayor precipitación pluvial son junio, julio y agosto, y los de menor, noviembre y febrero. En el periodo de lluvias, las pequeñas lagunas empiezan a proliferar en las planicies. En algunos pueblos se cosechan los primeros elotes en el mes de agosto, ocasión en la que las familias realizan la bendición de las milpas y organizan una comida alrededor de los sembradíos. El 15 de agosto, día de la Virgen de la Asunción, es la fiesta de los primeros frutos. A mediados de octubre caen las últimas lluvias, marcando el fin de la temporada y el comienzo de la época de secas. Las heladas, durante los meses de noviembre a marzo, son una amenaza constante para los cultivos de los otomíes. Los preparativos de la cosecha están enmarcados por los festejos de San Miguel y del Día de Muertos. Ya en el mes de diciembre, las familias empiezan a levantar los “cincolotes” —estructuras rectangulares de madera en las que depositan las mazorcas ya cosechadas. Para tal efecto, se escogerá a un padrino, se bendecirá el cincolote y se le colocará una cruz en lo más alto. En enero se despliega una gran actividad en todos los pueblos otomíes, pues se recoge el rastrojo ya seco y se almacena como forraje para los animales.

Si bien la religión está influenciada por el catolicismo, subsiste en algunas localidades, sobre todo en las más aisladas, un sustrato más tradicional, particularmente en lo que se refiere al culto a los muertos, la creencia en el nagualismo y la causalidad de las enfermedades y su curación. Una de las estrategias de los otomíes para asegurar su continuidad como cultura, que incide en todos los demás ámbitos de la existencia social, es la compleja vida ceremonial. Ésta se expresa a través de un rico calendario de fiestas y de una complicada red de santuarios conformada por numerosos puntos sagrados que se conectan por el peregrinar de hombres y mujeres. La vida ceremonial se manifiesta en el culto a los santos patronos, en los santuarios regionales y, además, en los oratorios familiares, culto que aún pervive en la región. Las fiestas de los santos se enmarcan en el calendario católico y tienen, como ya vimos, un fuerte vínculo con los ciclos agrícolas dentro de una antigua tradición mesoamericana. Las mayordomías, las mesas directivas y los grupos de danzantes son los encargados de organizar y planificar durante todo el año estas celebraciones. Existen desde las mayordomías cuyos cargos son numerosos y permanentes, hasta las que cambian cada año. Las más complejas, además de los mayordomos principales cuentan con fiscales y oficiales. Así también están las que sólo tiene un mayordomo o un solo fiscal. La elección para estos cargos recae en personas de sólido prestigio en el interior de las comunidades. La organización interna de las mayordomías varía.

La principal responsabilidad dentro de la organización recae en los mayordomos, mientras que los oficiales deben ayudar en el trabajo y cooperar para la compra de los cohetes y la pólvora que los “pedreros” —especie de coheteros— utilizarán en los festejos. Los mayordomos primeros son quienes recolectan el dinero que aportan los miembros de la organización y llevan el control de los gastos colectivos. La ayuda de los oficiales, muchos de los cuales están emparentados con alguno de los mayordomos principales, es esencial para que éstos cumplan con sus responsabilidades. Esta jerarquía no implica una relación de subordinación, ya que constantemente, y en el mismo desenvolvimiento de la fiesta, se realizan reuniones de todos los mayordomos para decidir ciertos aspectos. El vestido de la mujer otomí, consiste en un chincuete o “enredo” de lana muy amplio y largo de color azul marino o negro, con líneas verdes, anaranjadas y amarillas; y una blusa de popelina de color blanco, manga corta con bordados en motivos florales, faunísticos o geométricos, o bien una combinación de ellos. Es característico de la indumentaria otomí el uso del quexquémetl, que puede ser de algodón, lana o artisela en varios colores.

Populares

Parque Ecoturístico "El Borbollón"

La región en la que habita el pueblo mazahuapresenta un sistema montañoso constituido por pequeñas cordilleras de mediana altura que forman parte de la Sierra Madre Occidental y ramificaciones de la Cordillera Neo volcánica. El manantial de agua termal de San José Ixtapa (Ahora conocido como el Parque Ecoturístico "El Borbollón"), apareció en el mes de Octubre de 1966. De su cauce brotan de 12 a 15 litros por segundo, con una temperatura promedio de 50°C. El sitio Ecoturístico se encuentra cercano a la localidad de San José Ixtapa, está rodeado de paisajes naturales, su principal atractivo es El Borbollón de aguas termales ubicado en este lugar. Entre las manifestaciones culturales más importantes podemos destacar el tradicional baño de temazcal, que se realiza con fines terapéuticos y curativos, las artesanías y la confección de textiles típicos de la región tales como cobijas, fajas, tapetes, cojines, manteles, morrales y quexquémitl de lana.
Los atractiv…

Francisco Albarran García y La Gruta de la Virgen de Guadalupe

Agradezco mucho a la familia de Don Francisco Alarrán por la información que se brindó para realizar este pequeño artículo, en especial al Sr Fernando Albarrán por las atenciones. La primer imagen que fue introducida en la gruta por el Obispo Samuel Ruiz en el año de 1962 sufrió dos atentados. En 1968 fue baleada y luego en los años 70's y 80's la intentaron quemar, y por sacar la miel de los avisperos dañaron la mayor parte de la imagen, en el segundo atentado se robaron las alcancías por lo que se retiro el cuadro y se tapo el hueco que estaba detrás y días después fue colocado el cuadro de la pintura del Maestro Juan Huitron Lugo en 1993.
Se cuentan historias sobre este lugar, la más conocida es que durante la guerra cristera los sacerdotes de Temascalcingo se escondieron bajo túneles subterráneos que tenían algunas casas, pero temiendo por la seguridad de estas familias los padres se fueron a las montañas como la de las Animas del Paraíso, La Joya, El Cerro de la …

Danza de Las Pastoras

La representación de la Danza de Pastoras, según su origen, esta ligada a las fiestas de la Natividad del niño Jesús. En esta danza intervienen en su mayoría jovencitas y niñas, aunque últimamente se han dejado de apreciar a mujeres jóvenes, estas son dirigidas por una mujer adulta, las cuales además de su oración corporal entonan cantos de alabanza y adoración, para ello se acompañan de una libreta en donde están anotadas las diversas estrofas. Los grupos de "Las Pastoras" que pertenecen a pueblos mazahuas y otomí, esta relacionada con la pureza de la mujer, pues es una danza donde bailan jovencitas y se puede realizar dentro de la iglesia. Son diversos los grupos de Pastoras en Temascalcingo, todos con gran afinidad en la indumentaria, faldas plisadas, refajos, mandil, blusa y los llamativos quexquémetlbordados y multicolores, y el toque más llamativo, el colorido sombrero de cada una. Las pastoras se caracterizan porque portan un vistoso sombrero adornado con flores a…

Danza de Los Concheros

Los concheros no son un grupo originario de Temascalcingo, pero existen dentro de las comunidades mazahuas para ser parte de las cuadrillas de danza junto a los Santiagueros y Pastoras. Incluso en la comunidad de El Calvario se formo no hace mucho un grupo de Concheros para recordar las tradiciones Prehispánicas y sus rituales ceremoniales. El nombre de Concheros viene del instrumento musical que acompaña sus danzas rituales el cual es una caja de resonancia hecha de caparazón de armadillo. Su danza tradicional religiosa está envuelta en una simbólica reconquista de México. En las presentaciones que realizan en el municipio nos podemos dar cuenta de que cada día va en aumento el número de personas que adopta esta danza, ya sea por fines religiosos o deportivos o por preservar la cultura mexicana de alguna forma. Es por eso que es tan vistosa, ya que cada persona le pone un toque diferente y un color a esta danza. La vestimenta se caracteriza por coloridos disfraces que constan de u…

Cerámica de Alta Temperatura "López Covarrubias Bernal"

Visitamos el taller de cerámica de alta temperatura "López Covarrubias Bernal", que se encuentra ubicado en Santa María Canchesdá, #Temascalcingo, la cerámica de alta temperatura de este taller tiene calidad de exportación y a participado (y ganado premios) a nivel nacional en concursos de artesanías por sus originales diseños, sin duda es un lugar que tienes que visitar. La cerámica en Santa María Canchesdá surgió como necesidad de evolucionar la alfarería a partir del barro, en los 70's surge a través de un proyecto de gobierno el primer taller en donde la gente aprende a trabajar la arcilla para convertirla en cerámica. Para crear la cerámica se necesita tener conocimientos de física y química, y lo principal, un horno que pueda alcanzar más de 1200 °C, es un proceso más técnico y complejo que la creación de alfarería de barro, por eso muy pocas personas continuaron con la creación de estas artesanías. Los fundadores de este taller son los señores Juan López, Luis Be…

La Falla de Pastores

Los terremotos corticales someros representan un riesgo significativo para las comunidades de la región del centro de México. Dentro del graben de Acambay, la falla de Pastores es una falla activa de cerca de 33 km de largo, de mecanismo normal, con rumbo Este - Oeste y buzamiento hacia el norte. Dos trincheras paleosísmicas fueron excavadas en la localidad de Manto del Río para estimar los parámetros preliminares de actividad y de riesgo sísmico. Ambas trincheras mostraron evidencia de al menos dos paleo-rupturas en el Pleistoceno Tardío al Holoceno, según las fechas de radiocarbono obtenidas de la trinchera oeste, y mediante la correlación de unidades piroclásticas entre las trincheras.
Las unidades superiores de la trinchera están menos desplazadas y proporcionan evidencia de al menos un evento más joven. Se estima una magnitud de 6.6 a 6.8 M para la falla de Pastores con base en un desplazamiento cosísmico máximo de aproximadamente 50 cm, un SED promedio de aproximadamente 30 cm,…

El Temblor de 1912

En la mañana del martes 19 de Noviembre de 1912, en Temascalcingo, un violento terremoto destruyó gran parte de las casas, iglesias, y edificios públicos, los portales de los Mercaderes y el de Guadalupe. El sismo abarcó una área de 800km² que incluyó al pueblo de Acambay, Jocotitlán, Timilpan, Atlacomulco, Aculco, etc, Acambay resultó completamente arrasado. El terremoto fue el número 45 de los 122 que se tienen registrados en México desde 1475 hasta el 1 de mayo de 2012. Nadie podía imaginar que allí, en ese pequeño poblado, hubiese sido el epicentro de uno de los dos terremotos más peligrosos que han sucedido en México, por su poca profundidad. Desde ese año se comenzó a sentir un sabor a tragedia con las noticias llegadas de otras partes. El 7 de junio de 1911, un terremoto de 7.8 grados asoló a la ciudad de México y a Ciudad Guzmán, Jalisco, que dejó un saldo de 40 muertos y 16 heridos.
A las 23:08 horas del lunes 18 de noviembre, cuando la noche …

Historia de Temascalcingo

En su obra Nombres Geográficos Indígenas del Estado de México, Cecilia A. Robelo nos describe la toponimia del municipio. El nombre mexicano es Temazcaltzinco que se compone de temascalli, del que se formó el aztequismo temazcal, "baño de vapor o hipocausto". Tzintl es expresión de diminutivo y co, significa "en". De ahí el significado "en los temascalitos y pequeños hipocaustos" o "lugar del pequeño baño de vapor". El jeroglífico del municipio representa un baño de vapor con los símbolos del agua y una figura humana en cuclillas, tomando un baño de vapor. Nuestro territorio se ve perfectamente dividido en dos áreas: una plana, casi sin ondulaciones, a partir de la presa de Andaró, y su continuación es la del mismo valle, cruzado por depresiones y ondulaciones cada vez más marcadas. La otra parte está constituido por cadenas de cerros que limitan con claridad estos valles, tanto al norte como al sur. Nuestros cerros más importantes son: Altamira…

Historia de Los Viejos de Corpus [Xita Corpus]

El valle de Temascalcingo - Solís, flanqueado por milenarias montañas, conforma el espacio geológico más sorprendente de la tierra mazahua, en él corre el río Ndareje, (Lerma) entre acantilados de extrañas formas. Tierra fértil donde se ha desarrollado la vida de animales y plantas que hoy reclaman su existencia.

Los tambores de la historia aquí anunciaron la presencia del hombre - montaña; del hombre - río, del hombre - venado y del hombre - maíz, sus huellas son muy remotas; crearon símbolos e instrumentos que responden a sus sentimientos y a sus necesidades materiales y espirituales.

Dentro de las ceremonias más antiguas está la de la fertilidad, ceremonia de la invocación a la lluvia; ahora es tiempo de llamar a las nubes, de encender el fuego, de mover las manos y los pies en mágicos movimientos, de mirar con los ojos del alma, de comunicamos desde este rincón del universo con las fuerzas del más allá. Lo seguimos haciendo como lo hicieron nuestros antepasados, los …

Viejos de Corpus 2016

Desde muy temprano se agrupan los Viejos de Corpus en la iglesia de San Pedro el Alto, comunidad a la que este año acompañamos para conocer como se vive el Jueves de Corpus; agradezco infinitamente a todos los participantes, familias, mayordomos cargueros y fiscales por su apoyo para realizar este recorrido. Por la mañana ya se encuentran fiscales y cargueros, junto con algunos voluntarios, listos para empezar a organizar al grupo que saldrá de su iglesia. Los que llegan temprano son los niños y jóvenes, para algunos es su primera vez participando, por lo cuál se les ve muy emocionados. Antes de empezar con los preparativos se reparte atole y café a todos los presentes para así poder bajar con más energía. Una de las cosas que llama mucho la atención es el esmero de cada uno de sus participantes para danzar y jugar con las personas, de manera que se mantienen muy activos en todo el trayecto y sobre todo lo disfrutan.
Una vez que llega la hora indicada se forman en una fila de Viejas …