Ir al contenido principal

El Temblor de 1912

En la mañana del martes 19 de Noviembre de 1912, en Temascalcingo, un violento terremoto destruyó gran parte de las casas, iglesias, y edificios públicos, los portales de los Mercaderes y el de Guadalupe. El sismo abarcó una área de 800km² que incluyó al pueblo de Acambay, Jocotitlán, Timilpan, Atlacomulco, Aculco, etc, Acambay resultó completamente arrasado. El terremoto fue el número 45 de los 122 que se tienen registrados en México desde 1475 hasta el 1 de mayo de 2012. Nadie podía imaginar que allí, en ese pequeño poblado, hubiese sido el epicentro de uno de los dos terremotos más peligrosos que han sucedido en México, por su poca profundidad. Desde ese año se comenzó a sentir un sabor a tragedia con las noticias llegadas de otras partes. El 7 de junio de 1911, un terremoto de 7.8 grados asoló a la ciudad de México y a Ciudad Guzmán, Jalisco, que dejó un saldo de 40 muertos y 16 heridos.

A las 23:08 horas del lunes 18 de noviembre, cuando la noche ya cubría con su manto campos y poblados, un temblor de regular intensidad hizo despertar a la mayor parte de los habitantes. Algunas personas ya no pudieron conciliar el sueño a causa del temor y la angustia, pues en abril pasado apenas habían sentido otro sacudimiento. Al día siguiente, pasadas las seis de la mañana, cuando la mayor parte de la gente se incorporó a sus labores, se comentó lo sucedido. La sacudida de tierra fue el tema de conversación en los molinos de nixtamal, las tiendas y otros comercios, pero lejos estaban de pensar que minutos más tarde vendría la gran tragedia.

Era martes. El frío del otoño “calaba hasta los huesos”, pero ese no era motivo para que los fieles no fuesen a la misa o se incorporaran a sus labores del campo o del comercio. A las siete en punto de la mañana de aquel 19 de noviembre de 1912, el campanero había dado la tercera llamada comenzado la misa. Todo transcurría normal. A las siete horas, 18 minutos y 17 segundos, el sacerdote terminaba la misa (otros que el evangelio) cuando, de pronto, fue interrumpido por un inusitado ladrido de perros seguido del movimiento de la tierra. En medio de aquel espantoso pánico, primero se escucharon gritos de alerta: ¡Está temblando!, después, en cuestión de segundos, mientras unos trataban de salir, otros rezaban y pedían a Dios que cesara aquel momento. Seguido de un crujir de muros, comenzaron a caer pedazos de techumbre, hasta que todo quedó bajo la bóveda celeste. Unos lloraban, otros rezaban y muchos emitían quejidos y gritos de dolor e impotencia por la tragedia.

Las primeras ondas del macrosismo fueron captadas en el observatorio de Tacubaya a las 7:18 de ese día. Su dirección era norte-sur y se transmitía a una velocidad de 10m/s (36km/h). Hasta alcanzar el grado IX en la escala de Mercali (Muy Destructivo), y una duración de menos de seis segundos con ruido simultáneo semejante al trueno de una tempestad lejana. Hubo 302 casas destruidas, decenas de heridos y un saldo de 20 muertos; durante los seis meses siguientes se presentaron movimientos telúricos. De las montañas se desprendieron rocas, entre ellas la que se encuentra en el barrio de El Puente, que tiene una inscripción recordando tal suceso. No menos aterrador se sintió fuera de la iglesia. Quienes estaban en las labores del campo comentaron que después de sentir que la tierra se movía, se oyó un estruendoso ruido seguido de una gran nube de polvo que cubría al pueblo. Cientos de personas, hombres, mujeres y niños murieron aplastados en sus propias casas y camas, no les dio tiempo de salir de sus hogares; algunos, incluso, ni se dieron cuenta, simplemente les llegó la muerte. En Temascalcingo fueron pocos.

La gente se organizó para levantar los escombros y sus casas poco a poco. De heroicos anónimos podríamos calificar a aquellos hombres que, en forma callada y sin más interés que el que despierta el sentimiento de solidaridad, llegaron con sublime humildad para ofrecer agua, tortillas, quelites, habas, atole y cuanto estaba a su alcance para dar de comer a los paisanos en desgracia. De aquí se desprende ATA (Atlacomulco - Temascalcingo - Acambay) ya que el apoyo de estas comunidades vecinas fue importante para lograr salir adelante de esta catástrofe, además debido a la nula ayuda del gobierno Federal y Estatal. Unas semanas más tarde llegó la ayuda de donde jamás alguien pudiera haberlo esperado en aquel tiempo: las embajadas de Alemania y Austria. Gracias a el pueblo minero de El Oro, donde se encontraba un corresponsal de El Imparcial es que podemos leer las siguientes noticias al respecto, en la edición del 20 de noviembre escribió:

"En Jocotitlán se desplomó la iglesia; en Polotitlán se desplomaron los terceros cuerpos de las torres de la iglesia. En Acambay sólo quedaron ruinas. El epifoco del terremoto fue Acambay. De los informes recibidos hasta hoy se desprende que Acambay, población perteneciente al distrito de El Oro, es la que más ha sufrido en el terremoto, pues no quedó una casa en pie, habiéndose derrumbado la iglesia. No hay más sobrevivientes que los que prestan auxilio. También desapareció el poblado de Tixmadejé, perteneciente a Acambay, donde se abrieron grandes grietas. Los caminos hacia Temascalcingo, Atlacomulco y El Oro están destruidos. El templo católico, los edificios públicos, las casas de buena construcción y hasta las chozas más humildes se desplomaron. La catástrofe se extendió a toda la municipalidad y también desapareció por completo el pueblo de Tixmadejé, tanto en los caminos y campos de Temascalcingo y Acambay se han abierto enormes grietas."

El Imparcial del 29 de noviembre daba cuenta del relato de un sobreviviente de Acambay: "Sólo se escuchó un ruido brutal, seco y rápido. Por todos lados se escuchaban lamentos y chillidos de dolor de niños y madres. Los que sobrevivieron querían hacer hoyos en el piso y los escombros para sacar a sus familiares, y otros lo hacían para enterrar a sus familiares. A lo lejos, en el valle y por todos lados, hasta en las peñas, sólo se veía polvo. Fue un movimiento tan fuerte que tal parece que se había levantado el suelo, cayendo bruscamente por lo que sólo se salvaron los que habían salido temprano a las labores del campo. En donde más muertos hubo fue en la iglesia, los cadáveres que hasta ayer fueron extraídos eran 116 y quedan todavía muchos entre los escombros"

Redactado por una religiosa de Temascalcingo en letra manuscrita con el encabezado “sucesos notables” se puede leer:

“El 19 de noviembre de 1912 al terminar la santa misa con la bendición de su divina majestad se sintió una fuerte sacudida que derribó la mayor parte de las casas del pueblo, escapándose milagrosamente la del colegio que únicamente sufrió algunas cuarteaduras y el derrumbe de la mitad de la pared del dormitorio de las internas. Como los movimientos subterráneos no cesaban, se determinó que saliéramos del colegio a fin de evitar las desgracias que pudieran suceder, el padre Felipe aún revestido con los ornamentos sagrados, conducía a su divina majestad, seguido de la numerosa formación de alumnas internas y externas que a pesar de las amenazas subterráneas iban con el mayor orden, sin abandonar ninguna su lugar correspondiente. 

 En el momento de la salida, una multitud de gente se encontraba en la plaza pública lamentando el terrible suceso, hombres, mujeres y niños con rostros desencajados clamaban misericordia, pues creían que había llegado el último día de su existencia. En procesión, recorrimos las principales calles de la población, donde pudimos ver los estragos causados por el terrible terremoto. La multitud nos seguía rezando fervorosas oraciones y entablando cánticos de penitencia. Volvimos a la plaza donde se había arreglado un altarcito debajo de dos árboles para el santísimo, dónde nos dimos cuenta de las desgracias personales que se sucedieron y cómo los temblores seguían sucediéndose cada cinco minutos, resolvió el padre Felipe llevarnos a un lugar seguro dónde no hubiera peligro de derrumbes. 

Entonces se dio cuenta que había dejado en el sagrario de la capilla del colegio la custodia, cuyo relicario contenía aún la sagrada forma de las exposiciones y no sabiendo qué hacer, la denotada superiora señorita Elisa Pérez, con su acostumbrada presencia de ánimo y acompañada de dos niñas se dirigió al colegio, sacó el precioso tesoro y las niñas con dos candelabros con velas encendidas salieron en compañía de la madre. En medio de la multitud iba el padre Felipe con el copón y después la madre Elisa con la custodia, las alumnas no abandonaron sus filas, la gente lloraba a sus muertos de una manera desgarradora. 

Por fin, llegamos a los jardines Alameda de los señores Chaparro donde estuvimos todos rodeados del amo sin acordarnos que teníamos que tomar algún alimento. Como a las 10 de la mañana supimos definitivamente que habían perdido la vida 17 personas y algunas habían quedado heridas, como a las 11:00 a.m., habíamos recibido la noticia de que el pueblo de Acambay había quedado destruido completamente, habiendo quedado bajo los escombros más de 60 personas quedando gravemente heridas cerca de 170. Noticia desgarradora para las alumnas que por nacimiento eran de ese pueblo y que tuvimos que lamentar la pérdida de algunos miembros de nuestra familia. 

Tres días pasamos habitando en una especie de tienda de campaña durmiendo entre paja, comiendo lo que buenamente se encontraban nuestras maestras, hasta que determinaron llevarnos a la casa central de Tacuba en donde estuvimos algunos meses. Los temblores seguirán repitiéndose con demasiada frecuencia y cuando calmaron un poco se determinó que las maestras regresarán de Tacuba, pues ya se les había preparado en el patio grande unas habitaciones de madera para que sin peligro establecieran el nuevo curso. Algunos años permanecieron esas habitaciones y cuando desaparecieron por completo los temblores resolvieron a habitar las antiguas que ya habían sido reformadas”

 También se guardo registro de este sismo y varios más en un documento fechado Abril 25 de 1913, en Acambay firmado por Sabino Arcos, en el se menciona que el domingo 13 del actual (1913) sucedió un terremoto que derrumbó casas, portal y el resto de la iglesia que quedaba, cuarteando de nuevo el Colegio que estaba ya reparado.

Temblores registrados en el Pueblo de Temascalcingo desde el día 27 de Enero de 1913:

Enero 27.- A las 10.30am 2 temblores trepidatorios, seguidos de poca intensidad con ruidos subterráneos.
Enero 28.- A las 7.17 temblor trepidatorio fortísimo, con grandes ruidos, duración de 2 segundos.
Enero 29.- A las 2pm temblor de poca intensidad de 2 segundos.
Febrero 2.- A las 9.30am temblor oscilatorio de N a S de poca intensidad.
Febrero 3.- A las 10pm temblor oscilatorio de E a O de poca intensidad 10seg.
Febrero 4.- A las 9.45pm temblor trepidatorio poca intensidad, 2 segundos.
Aquí hubo interrupción por extravío de apuntes; pero los expertos aseguran que en todo este tiempo no cesaron de registrarse temblores cada 4 o 5 días y con seguridad los días martes, es decir, cada ocho días del primer temblor, teniendo en consideración que este tuvo lugar el día martes 19 de Noviembre. Últimamente se ha notado un cambio consistente en que regularmente hay temblores los días domingos, algunas veces se oyen fuertes detonaciones secas; otras acompañadas de temblores y otras veces solo ruidos subterráneos. Los temblores que se sienten aquí se ha notado no se sienten en Acambay y vice-versa.

El más destacado de estos apuntes es el del día 13 de Abril, a las 10.40am temblor trepidatorio muy fuerte con detonación subterránea, muy fuerte también, duración de 4 segundos, este temblor ha sido de los más fuertes después del primero, este además no se sintió en Acambay. El día siguiente a las 10pm sucedió un fuerte temblor en Acambay que no se sintió en Temascalcingo. En abril 22 ocurrieron 3 sismos en un mismo día entre 8pm y 9.30pm, siendo el segundo el más fuerte de los tres. Desde el día 22 de abril no se sintió ningún temblor, Temascalcingo, Abril 29 de 1913, Onésimo Chimal. Sabino Arcos habla únicamente de 144 muertes, 68 correspondientes a hombres y 76 a mujeres, información relevante encontrada en un documento fechado el 25 de abril de 1913. Otro documento similar lo signa Onésimo Chimal, con relación a los daños causados por el terremoto en el pueblo de Temascalcingo. Describe que sólo hubo 20 difuntos consignados en las actas del Registro Civil. Más daños que los causados por el propio terremoto fueron el moral y el psicológico. Acambay justificaba su temor por la destrucción, pero no así Temascalcingo, Timilpan, Atlacomulco y sus respectivas comunidades, donde por el temor de las terroríficas versiones de catástrofes que se propagaban, aun teniendo sus casas con leves cuarteaduras, los pobladores durmieron a la intemperie durante muchas semanas y fueron presas de todo tipo de enfermedades causadas por las inclemencias del invierno.



1-Archivo Histórico de Acambay 
2-Colegio "María Salomé Chaparro" 
3-Lerm , J. y Ishizawa , O. Estimación de la peligrosidad de la ruptura de uno de los sistemas de fallas del graben de Acambay, Congreso Chileno de Sismología
4-Suter, M., M. Carrillo Martinez, O. Quintero Legorreta. (1996). Macroseismic study of shallow earthquakes in the central and eastern parts of the Trans Mexican Volcanic Betl, México. Abril 2014, de Bulletin of the Seismological Society of America Sitio web: www.seismosoc.org/publications/bssa/

Populares

Parque Ecoturístico "El Borbollón"

La región en la que habita el pueblo mazahuapresenta un sistema montañoso constituido por pequeñas cordilleras de mediana altura que forman parte de la Sierra Madre Occidental y ramificaciones de la Cordillera Neo volcánica. El manantial de agua termal de San José Ixtapa (Ahora conocido como el Parque Ecoturístico "El Borbollón"), apareció en el mes de Octubre de 1966. De su cauce brotan de 12 a 15 litros por segundo, con una temperatura promedio de 50°C. El sitio Ecoturístico se encuentra cercano a la localidad de San José Ixtapa, está rodeado de paisajes naturales, su principal atractivo es El Borbollón de aguas termales ubicado en este lugar. Entre las manifestaciones culturales más importantes podemos destacar el tradicional baño de temazcal, que se realiza con fines terapéuticos y curativos, las artesanías y la confección de textiles típicos de la región tales como cobijas, fajas, tapetes, cojines, manteles, morrales y quexquémitl de lana.
Los atractiv…

Francisco Albarran García y La Gruta de la Virgen de Guadalupe

Agradezco mucho a la familia de Don Francisco Alarrán por la información que se brindó para realizar este pequeño artículo, en especial al Sr Fernando Albarrán por las atenciones. La primer imagen que fue introducida en la gruta por el Obispo Samuel Ruiz en el año de 1962 sufrió dos atentados. En 1968 fue baleada y luego en los años 70's y 80's la intentaron quemar, y por sacar la miel de los avisperos dañaron la mayor parte de la imagen, en el segundo atentado se robaron las alcancías por lo que se retiro el cuadro y se tapo el hueco que estaba detrás y días después fue colocado el cuadro de la pintura del Maestro Juan Huitron Lugo en 1993.
Se cuentan historias sobre este lugar, la más conocida es que durante la guerra cristera los sacerdotes de Temascalcingo se escondieron bajo túneles subterráneos que tenían algunas casas, pero temiendo por la seguridad de estas familias los padres se fueron a las montañas como la de las Animas del Paraíso, La Joya, El Cerro de la …

Danza de Las Pastoras

La representación de la Danza de Pastoras, según su origen, esta ligada a las fiestas de la Natividad del niño Jesús. En esta danza intervienen en su mayoría jovencitas y niñas, aunque últimamente se han dejado de apreciar a mujeres jóvenes, estas son dirigidas por una mujer adulta, las cuales además de su oración corporal entonan cantos de alabanza y adoración, para ello se acompañan de una libreta en donde están anotadas las diversas estrofas. Los grupos de "Las Pastoras" que pertenecen a pueblos mazahuas y otomí, esta relacionada con la pureza de la mujer, pues es una danza donde bailan jovencitas y se puede realizar dentro de la iglesia. Son diversos los grupos de Pastoras en Temascalcingo, todos con gran afinidad en la indumentaria, faldas plisadas, refajos, mandil, blusa y los llamativos quexquémetlbordados y multicolores, y el toque más llamativo, el colorido sombrero de cada una. Las pastoras se caracterizan porque portan un vistoso sombrero adornado con flores a…

Danza de Los Concheros

Los concheros no son un grupo originario de Temascalcingo, pero existen dentro de las comunidades mazahuas para ser parte de las cuadrillas de danza junto a los Santiagueros y Pastoras. Incluso en la comunidad de El Calvario se formo no hace mucho un grupo de Concheros para recordar las tradiciones Prehispánicas y sus rituales ceremoniales. El nombre de Concheros viene del instrumento musical que acompaña sus danzas rituales el cual es una caja de resonancia hecha de caparazón de armadillo. Su danza tradicional religiosa está envuelta en una simbólica reconquista de México. En las presentaciones que realizan en el municipio nos podemos dar cuenta de que cada día va en aumento el número de personas que adopta esta danza, ya sea por fines religiosos o deportivos o por preservar la cultura mexicana de alguna forma. Es por eso que es tan vistosa, ya que cada persona le pone un toque diferente y un color a esta danza. La vestimenta se caracteriza por coloridos disfraces que constan de u…

Cerámica de Alta Temperatura "López Covarrubias Bernal"

Visitamos el taller de cerámica de alta temperatura "López Covarrubias Bernal", que se encuentra ubicado en Santa María Canchesdá, #Temascalcingo, la cerámica de alta temperatura de este taller tiene calidad de exportación y a participado (y ganado premios) a nivel nacional en concursos de artesanías por sus originales diseños, sin duda es un lugar que tienes que visitar. La cerámica en Santa María Canchesdá surgió como necesidad de evolucionar la alfarería a partir del barro, en los 70's surge a través de un proyecto de gobierno el primer taller en donde la gente aprende a trabajar la arcilla para convertirla en cerámica. Para crear la cerámica se necesita tener conocimientos de física y química, y lo principal, un horno que pueda alcanzar más de 1200 °C, es un proceso más técnico y complejo que la creación de alfarería de barro, por eso muy pocas personas continuaron con la creación de estas artesanías. Los fundadores de este taller son los señores Juan López, Luis Be…

La Falla de Pastores

Los terremotos corticales someros representan un riesgo significativo para las comunidades de la región del centro de México. Dentro del graben de Acambay, la falla de Pastores es una falla activa de cerca de 33 km de largo, de mecanismo normal, con rumbo Este - Oeste y buzamiento hacia el norte. Dos trincheras paleosísmicas fueron excavadas en la localidad de Manto del Río para estimar los parámetros preliminares de actividad y de riesgo sísmico. Ambas trincheras mostraron evidencia de al menos dos paleo-rupturas en el Pleistoceno Tardío al Holoceno, según las fechas de radiocarbono obtenidas de la trinchera oeste, y mediante la correlación de unidades piroclásticas entre las trincheras.
Las unidades superiores de la trinchera están menos desplazadas y proporcionan evidencia de al menos un evento más joven. Se estima una magnitud de 6.6 a 6.8 M para la falla de Pastores con base en un desplazamiento cosísmico máximo de aproximadamente 50 cm, un SED promedio de aproximadamente 30 cm,…

Historia de Temascalcingo

En su obra Nombres Geográficos Indígenas del Estado de México, Cecilia A. Robelo nos describe la toponimia del municipio. El nombre mexicano es Temazcaltzinco que se compone de temascalli, del que se formó el aztequismo temazcal, "baño de vapor o hipocausto". Tzintl es expresión de diminutivo y co, significa "en". De ahí el significado "en los temascalitos y pequeños hipocaustos" o "lugar del pequeño baño de vapor". El jeroglífico del municipio representa un baño de vapor con los símbolos del agua y una figura humana en cuclillas, tomando un baño de vapor. Nuestro territorio se ve perfectamente dividido en dos áreas: una plana, casi sin ondulaciones, a partir de la presa de Andaró, y su continuación es la del mismo valle, cruzado por depresiones y ondulaciones cada vez más marcadas. La otra parte está constituido por cadenas de cerros que limitan con claridad estos valles, tanto al norte como al sur. Nuestros cerros más importantes son: Altamira…

Historia de Los Viejos de Corpus [Xita Corpus]

El valle de Temascalcingo - Solís, flanqueado por milenarias montañas, conforma el espacio geológico más sorprendente de la tierra mazahua, en él corre el río Ndareje, (Lerma) entre acantilados de extrañas formas. Tierra fértil donde se ha desarrollado la vida de animales y plantas que hoy reclaman su existencia.

Los tambores de la historia aquí anunciaron la presencia del hombre - montaña; del hombre - río, del hombre - venado y del hombre - maíz, sus huellas son muy remotas; crearon símbolos e instrumentos que responden a sus sentimientos y a sus necesidades materiales y espirituales.

Dentro de las ceremonias más antiguas está la de la fertilidad, ceremonia de la invocación a la lluvia; ahora es tiempo de llamar a las nubes, de encender el fuego, de mover las manos y los pies en mágicos movimientos, de mirar con los ojos del alma, de comunicamos desde este rincón del universo con las fuerzas del más allá. Lo seguimos haciendo como lo hicieron nuestros antepasados, los …

Viejos de Corpus 2016

Desde muy temprano se agrupan los Viejos de Corpus en la iglesia de San Pedro el Alto, comunidad a la que este año acompañamos para conocer como se vive el Jueves de Corpus; agradezco infinitamente a todos los participantes, familias, mayordomos cargueros y fiscales por su apoyo para realizar este recorrido. Por la mañana ya se encuentran fiscales y cargueros, junto con algunos voluntarios, listos para empezar a organizar al grupo que saldrá de su iglesia. Los que llegan temprano son los niños y jóvenes, para algunos es su primera vez participando, por lo cuál se les ve muy emocionados. Antes de empezar con los preparativos se reparte atole y café a todos los presentes para así poder bajar con más energía. Una de las cosas que llama mucho la atención es el esmero de cada uno de sus participantes para danzar y jugar con las personas, de manera que se mantienen muy activos en todo el trayecto y sobre todo lo disfrutan.
Una vez que llega la hora indicada se forman en una fila de Viejas …